gestión de residuos de colmenas - restosLa Apicultura es una de las actividades ganaderas más relevantes en la Comunidad de Castilla y León. A su función polinizadora tradicional debemos de sumarle debemos añadir su importancia económica creciente tanto por su condición de producción alternativa como por como por el interés que ha despertado para el desarrollo rural dentro del marco de la Política Agraria Comunitaria. Pero como en cualquier actividad, existen toda una serie de normativas que debemos cumplir y entre ellas se encuentra la gestión de residuos de colmenas.

Durante el desarrollo natural de nuestra actividad como apicultores existen toda una serie de residuos que se generan en nuestras colmenas y que conocemos como materiales de riesgo. Con este término hacemos referencia a aquellos restos de colmenas que debemos de eliminar por suponer, en determinados casos,un auténtico foco de enfermedades.

Colmenas GUMAR: Expertos en la gestión de residuos de colmenas

Como expertos apicultores que somos son muchas las situaciones con las que nos hemos encontrado en los más de 10 años que llevamos dedicados a esta apasionante actividad. Es por ello que ya estamos más que acostumbrados a la identificación, manejo, eliminación y gestión de los residuos de las colmenas. Además, también existen otro tipo de residuos que sin ser peligrosos sí que son “delicados” y por lo tanto debemos de tratarlos con un cuidado especial, como podría se el caso de los cuadros tras la extracción de la miel.

Veamos algunos ejemplos sobre cómo debemos de gestionar los residuos de nuestras colmenas:

Los cuadros viejos:

Aquellos cuadros viejos que ya están muy oscurecidos, deben eliminarse de nuestra colmena. Este color oscuro nos indica que en las celdas ya se han criado numerosas generaciones de larvas por lo que la posibilidad de que en ella queden esporas de pollo escayolado, por ejemplo, es elevada. El caso podría incluso agravarse si dicho cuadro también contiene polen almacenado o restos de miel que podrían atraer a las abejas en busca de alimento. Si las abejas llegan a estos cuadros entrarán en contacto con diversas enfermedades que trasladarán a las colmenas en buen estado, infectándolos. Para que esto no ocurra es fundamental dejar estos cuadros donde las abejas no puedan acceder a ellos.

Colmenas enfermas o muertas: 

Esta situación presenta un riesgo elevado. Una colmena puede quedar debilitada, enfermar o morir por diversas razones. Sea cual sea el caso, lo mejor por precaución, es actuar con se se tratase de colmenas enfermas, para curarnos en salud. En este sentido, evitar el pillaje, será una de las cuestiones a las que más atención deberemos de prestar.

El almacenaje de material de colmenas para limpiar:

Otro momento delicado en la gestión de residuos de nuestras colmenas, es el que hace referencia al almacenaje de nuestro material para colmenas antes de ser limpiado. Suele ser muy habitual la retirada de colmenas o lazas con los cuadros a eliminar y dejarlos en las proximidades de nuestra nave o en cualquier otro lugar al que puedan acceder las abejas. Ya sabemos que si las cajas no están bien cerradas, las abejas  accederán y entrarán en contacto con el material contaminado llevándolo consigo a las colmenas sanas. Poniendo a buen recaudo el material a descontaminar y eliminándolo lo antes posible nos evitaremos numerosos problemas.

Los restos de polilla:

Este tipo de residuo de colmenas también puede ocasionarnos muchos problemas. Cuanto más tiempo tardemos en eliminar estos residuos más tiempo tendrán los gusanos de las polillas para finalizar su ciclo vital, dando lugar a que los adultos pongan sus huevos en nuestros cuadros o en las colmenas.

Esta es sólo un pequeña representación de algunas de las situaciones diarias con las que tendrás que enfrentarte pero existen otras mucho más complejas. Por esto contar con un empresa especializada en la gestión de residuos de colmenas como nosotros puede resultarte de gran utilidad.